lunes, 7 de noviembre de 2011

Paisaje al atardecer 1885 Vicente Van Gogh



Paisaje a la puesta de sol
 Autor:Vincent Van Gogh
 Fecha:1885
 Museo:Museo Thyssen Bornemisza
 Características:35 x 43 cm.
 Material:Oleo sobre lienzo
 Estilo:Neo-Impresionismo





En abril de 1885, mientras se concentraba en la serie dedicada a Los comedores de patatas , un homenaje a la gente del campo de Brabante, Van Gogh escribe a su hermano: «también tengo entre manos una puesta de sol roja». Asimismo, en agosto del mismo año, menciona entre sus últimas pinturas «un atardecer después de la puesta de sol» . Algunos autores han identificado esta puesta de sol con el paisaje perteneciente a una colección privada suiza , pero igualmente puede tratarse del cuadro del Museo Thyssen-Bornemisza.
Como ocurría en los retratos de campesinos comiendo en una oscura estancia, este paisaje, casi nocturno, le permite a Van Gogh pintar la oscuridad, esa oscuridad que tanto admiraba en la pintura neerlandesa del siglo xvii. En esta primera etapa holandesa, anterior a su traslado a París, donde por la influencia de las novedades artísticas que se sucedían a su alrededor su paleta se hizo más luminosa y colorista, el estilo de Van Gogh se caracteriza por un realismo muy tenebrista.


En los dos años que Vincent estuvo en Nuenen realizó más de 50 paisajes del pueblo y sus alrededores. En una carta a Theo del mes de abril de 1885 le dice que está trabajando en una puesta de sol roja por lo que se considera que éste es el lienzo al que se refiere en su escrito. Una de las ilusiones mayores del pintor son las puestas de sol en las que pretende "pintar la oscuridad que, sin embargo, tiene luz en ella" como aquí podemos apreciar. El sol aun no se ha escondido, reflejándose en las aguas del riachuelo que observamos en primer plano. La gama amarillenta que encontramos en el cielo parece anteceder al oscuro manto de la noche, como si la sombra deseara acabar con la luz, algo que está ocurriendo en algunas zonas del primer término. La pincelada es muy suelta y larga como podemos apreciar en los árboles o en los reflejos del río. Las tonalidades oscuras dominan la composición aunque resaltan aquellos colores con los que Vincent desea captar "la luminosidad de la noche".

Maribel Alonso Perez
07 noviembre 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada